Natación: El waterpolo

Autor: A. Hernández

1. Los orígenes:

escuela de sirenas
William Wilson

El juego se desarrolló en Gran Bretaña entre 1869 y 1870 y se llamó polo porque los primeros jugadores iban montados en barriles que parecían caballos y golpeaban la pelota con mazos. Después se llamó waterpolo y fútbol en agua. En 1877 el escocés William Wilson redactó una serie de reglas que llegaron a ser las bases de las reglas internacionales.

El juego sigue las directrices de la Federación Internacional de Natación (FINA), desde 1908.

Pronto se hizo popular en Europa y América y se jugó por primera vez en unos Juegos Olímpicos en 1900.

Ha sido un deporte fuerte en Europa, sobre todo en Hungría, Italia, España, Alemania, la anterior Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y los Países Bajos.

También es muy popular en Oceanía. Hungría ha sido el país dominante desde principios de la década de 1930, habiendo ganado los Juegos Olímpicos seis veces y el Campeonato de Europa en numerosas ocasiones.

El Campeonato del Mundo se celebró por primera vez en 1973 (ganó Hungría) y la Copa del Mundo FINA en 1979 (que también ganó Hungría). La primera competición internacional femenina se desarrolló en 1978. Los equipos femeninos de los Países Bajos son los más fuertes de Europa Occidental.

Desde las Olimpíadas de 1912, la pelota de waterpolo era un balón de cuero de fútbol que absorbía el agua y se volvía extremadamente pesada, resbaladiza y deforme cuando se mojaba. Tras las Olimpíadas de Berlín en 1936, James R. Smith (USA) diseñó una pelota de waterpolo hecha con una cámara (más tarde sustituido por nylon para mejorar su rendimiento), y una cubierta fabricada de goma. Las nuevas pelotas eran rojas, pero en 1948 se adoptó el amarillo para una mejor visibilidad. La pelota se estuvo usando durante mucho tiempo y tenía mejores cualidades de manejo, permitiendo un juego más rápido y mayor número de goles, lo que incrementaba el interés del espectador. No se convirtió en el balón olímpico oficial hasta 1956.

2. ¿En qué consiste el waterpolo?:

El waterpolo es un deporte acuático en equipo que se lleva a cabo en una piscina, donde los equipos que compiten intentan lanzar una pelota o balón flotante dentro de metas definidas en ambos lados del área de juego.

Las reglas más imporantes son:

  • Cada equipo está compuesto por 13 jugadores, 7 para jugar (uno de ellos el portero) y 6 de reserva.
  • Al comenzar cada período del partido, los jugadores se colocarán en sus respectivas líneas de gol (figura 2), separados como mínimo un metro entre si. A la señal del árbitro un elegido de cada equipo nadará hacia el centro del campo para hacerse con la pelota. A partir de ese momento se jugarán 4 tiempos de 7 minutos de juego efectivo cada uno, el tiempo se detendrá cuando la pelota no está en juego. Entre tiempo y tiempo habrá 2 minutos de descanso.
  • Si el resultado final fuera de empate, y fuera necesario un ganador, se disputará una prórroga después de un descanso de cinco minutos. La prórroga consistirá en dos períodos de tres minutos con un intervalo de un minuto para que los equipos puedan cambiar de lado. En caso de persistir el empate, habrá un descanso de un minuto, después del cual se iniciará un tercer período de la prórroga, y el partido se acabará cuando se marque un gol.
  • Cada uno de los equipos no puede retener la posesión del balón durante más de 35 segundos de juego efectivo, sin lanzar a la portería contraria; de superar este tiempo se considerará una falta ordinaria.
  • Ningún jugador, excepto el portero, cuando está defendiendo una portería en una piscina con poca profundidad, puede andar o usar el fondo de la piscina ni hundir la pelota por debajo de la superficie del agua.
  • Los jugadores no deben impedir el libre movimiento de los adversarios, salvo el del jugador que tenga la pelota.
  • Los jugadores pueden mover la pelota con cualquier parte del cuerpo, pero sólo pueden usar una mano a la vez (con la excepción del portero) y no pueden utilizar los puños cerrados.
  • Los miembros de cada equipo deberán llevar gorros de diferentes colores para facilitar su identificación; las reglas oficiales estipulan blanco para un equipo, azul para el otro y rojo para los porteros.

Como en el resto de modalidades de natación, existe una estricta reglamentación que confecciona la Federación Internacional de Natación (FINA). En el siguiente cuadro te mostramos las acciones más comúnmente sancionadas.

Tabla 1
FALTAS COMUNES EN EL WATERPOLO
Faltas ordinariasFaltas graves
Tocar el suelo o las paredes de la piscina.Balancear la portería para evitar un posible gol.
Sujetar la pelota debajo del aguaGolpear al contrario.
Golpear la pelota con el puño cerrado.Detener un gol dentro del área.
Jugar la pelota con las dos manos (esto solo está permitido al portero).Sujetar o agarrar a un rival que no tiene la pelota.
Un equipo mantiene la posesión más de 35 segundos sin lanzar a portería.

Por estas infracciones se imponen faltas: una falta leve da lugar a un tiro libre y una falta grave otorga al oponente un tiro libre desde la línea de cuatro metros (pudiendo defender la portería sólo el portero) o la expulsión de un jugador durante 35 segundos, o hasta que se marque un gol, o hasta que el equipo defensor vuelva a tener posesión de la pelota, lo que ocurra en menor tiempo. Cuando un jugador acumula tres faltas graves, debe ser reemplazado por un sustituto.

En las competiciones organizadas por la FINA, las características del campo de juego, profundidad del agua, longitud, etc. se muestran en el siguiente gráfico.

Todos los jugadores de waterpolo tienen una muy buena base de natación, en la cuál se dominan todos los estilos, crol, braza, espalda y mariposa. También es muy importante tener un gran sentido de la orientación. Pero además, el waterpolo requiere una cantidad enorme de trabajo y sacrificios, de modo que sus adeptos se distinguen por su conciencia y su desinterés.

3. Equipamiento de waterpolo:

3.1. La pelota:

pelota waterpolo

Es un balón de goma que dispone de una cámara de aire con válvula de cierre automática. deberá ser impermeable, sin costuras externas, ni recubrimiento de grasa o similar.

El peso de la pelota no será superiora 450 gramos ni inferior a 400.
La circunferencia del balón estará comprendida entre 68 y 71 centímetros y su presión será de 90 a 97 kPa. para los encuentros masculinos.
Para los femeninos, la circunferencia del balón estará comprendida entre 65 y 67 centímetros y su presión será de 83 a 90 kPa.


3.2. Gorros:

gorro waterpolo

Los gorros de los dos equipos serán de diferente color, que no sea rojo, aprobado por los árbitros, y que contraste con el color de la pelota . Los árbitros podrán requerir a un equipo que utilice gorros blancos o azules. Los porteros usarán gorros rojos. Los gorros irán atados bajo la barbilla y, si un jugador pierde el gorro durante el juego, se lo volverá a poner en la siguiente parada apropiada del juego cuando su equipo esté en posesión de la pelota. Los gorros deberán llevarse puestos durante todo el encuentro.

Los gorros dispondrán de protectores maleables para las orejas que serán del mismo color que los gorros de los equipos, excepto el portero que podrá usar protectores rojos.

Los gorros irán numerados a ambos lados con números de 0,10 m. de altura. El portero usará el gorro con el número 1, mientras que el resto de jugadores llevarán la numeración del 2 al 13. El portero suplente debe llevar un gorro rojo con el número 13. Ningún jugador podrá cambiar su número de gorro durante el partido, excepto con permiso del árbitro y notificándolo a la secretaría.
En encuentros internacionales, el gorro puede mostrar en su parte frontal las tres letras del código internacional del país y la bandera nacional. El código del país será de 0,04 metros de altura.


3.3. Porterías:
porteria waterpolo
Portería oficial JJ.OO. Sydney 2000

Los dos postes y el travesaño de la portería deberán ser rígidos, de sección rectangular de 0,075 metros, hacia el campo de juego y deberán estar pintados de color blanco. Las porterías deberán situarse sobre la línea de gol, equidistante de ambos extremos de la misma y a no menos de 0,30 m del límite de la piscina. La anchura interior de la portería será de 3 metros.

Cuando la profundidad del agua sea de 1,5 metros o mayor, la parte inferior del travesaño se situará a 0,90 m de la superficie del agua. Cuando la profundidad del agua sea inferior a 1,50 metros, la parte inferior del travesaño distará 2,40 metros del fondo de la piscina.

Las redes deben sujetarse a los postes y el travesaño de la portería, de manera que cierren completamente el espacio de la misma, dejando al menos, una distancia de 0,30 m hacia atrás desde la línea de gol.

4. El mejor polista español:

Manuel EstiarteManuel Estiarte (1961), jugador español de waterpolo, uno de los mejores y más completos del mundo.

Nació en Manresa (Barcelona) y sus primeros éxitos llegaron en el Club Natación Barcelona, con el que logró cuatro títulos de Liga (1980, 1981, 1982 y 1983) y una Copa de Europa (1981). En 1984 marchó a la Liga profesional italiana, jugando en el Sisley de Pescara (con el que consiguió ganar la Liga, otra Copa de Europa y una Recopa) y en el Savona de Génova (con el que se proclamó campeón de la Copa de Italia).

Estiarte ostenta el récord de haber disputado 6 ediciones de los Juegos Olímpicos: Moscú (1980) Los Ángeles (1984), Seúl (1988), Barcelona (1992), donde el combinado español logró la medalla de plata, Atlanta (1996) donde Estiarte logró con su selección la medalla de oro y finalmentel Sydney (2000). Fue, además, subcampeón del mundo en 1991 y 1994. Estiarte ha sido máximo goleador en los Juegos de 1980, 1984 y 1988, en el Mundial de 1986 y en los Europeos de 1981, 1983, 1985, 1989 y 1991. En 1997 recibió la Gran Cruz al Mérito Deportivo.

Manuel Estiarte se despidió del waterpolo en activo con la derrota en la final de consolación de los Juegos Olímpicos de Sydney en 2000, frente a Yugoslavia, y lo hizo con orgullo, siendo el último componente del equipo español en salir del agua. "Quería ser el último en salir de la piscina en mi último partido", manifestó Estiarte, quien no pudo reprimir sus lágrimas en este emotivo momento.

Entre otras muchas distinciones destacamos dos: en el año 2001, el exjugador fue galardonado en la ciudad de Oviedo (España) con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2001, por ser un "ejemplo en el deporte mundial" tras competir en seis Juegos Olímpicos consecutivos; y cuenta con haber sido nombrado "mejor jugador del mundo del waterpolo" 7 veces (1986, 87, 88, 89, 90, 91 y 92).

i-natacion.com © 2002/2013  |  XHTML1.0 - CSS2.1