Técnica del estilo mariposa: Piernas


Autor: A. Hernández

2. Introducción:

El estilo de mariposa, reconocido oficialmente en el año 1952, se asemeja al estilo crol en que los brazos y las piernas se mueven de forma similar, con la diferencia de que ambos trazados se mueven simultáneamente.

El batido de mariposa o batido de delfín es el más rápido de los cuatro estilos de competición cuando se efectúan ejercicios de este tipo o, por ejemplo, después del volteo de espalda.

Se le llama batido de delfín o de pez porque el movimiento se parece al de los delfines.

Para algunos nadadores noveles el batido es difícil y requiere una buena flexibilidad de tobillos y una buena coordinación con el movimiento de brazos.

Veamos cómo es el movimiento de pies, no sin antes señalar que la secuencia muestra la mecánica del batido cuando un nadador realiza ejercicios con una tabla, este hecho supone unas ligeras diferencias con respecto a realizar el batido con el estilo completo, es decir moviendo pies y brazos.

Nota: Este reproductor ofrece la posibilidad de ver la animación a velocidad normal, relentizar el movimiento o pasar fotograma a fotograma. Puedes ver las instrucciones de manejo. Es necesario tener instalado el reproductor gratuito Flash Player.

3. La acción de piernas:

El batido de mariposa consiste en un batido hacia abajo o descendente y otro batido hacia arriba o ascendente. Hay dos batidos de piernas hacia abajo por cada brazada, es decir, por cada brazada de mariposa se dan dos batidos de pies. El primer batido ocurre cuando entran los brazos en el agua; y el segundo, cuando las manos empujan hacia atrás en la fase de empuje de la brazada.

También se ha citado anteriormente que la posición de las piernas es similar a la posición de los pies de crol, con la salvedad de que los movimientos de ambas piernas son simultáneos y no alternativos. Además de esta diferencia, se nota una flexión de las rodillas mayor que en el batido de crol.

La coordinación de los dos batidos tiene tres importantes funciones:

  • Asegurarse una propulsión continua.
  • Mantener la posición hidrodinámica del cuerpo.
  • Ayudar a la mecánica de la cabeza.

El primer batido se hace inmediatamente después de que las manos han entrado en el agua. Esto asegura que la propulsión sea continua. Esto es importante ya que el cuerpo pierde velocidad durante el recobro de brazos. Si el primer batido no tuviese lugar en este momento, la velocidad decrecería más antes de que los brazos comenzasen la próxima brazada. También se mantienen las caderas elevadas y el cuerpo hidrodinámico cuando la brazada comienza. El segundo batido se opone al descenso de las caderas causado por las manos en su empuje hacia la superficie. Cuando el segundo batido se efectúa correctamente, el nadador es capaz de elevar la cabeza más fácilmente para la inspiración.

Los dos batidos o patadas a las que estamos haciendo referencia no son exactamente iguales. Maglischo apunta que la primera patada es propulsora además de elevar las caderas y el segundo batido sirve para levantar las caderas y estabilizar el cuerpo pero no es propulsora, al menos tanto como la primera. Este hecho ha llevado a algunos expertos a distinguir ambas batidos como "golpe mayor" y golpe menor".

El movimiento de las piernas se origina en las caderas, teniendo lugar el batido hacia arriba mientras las rodillas y los tobillos están extendidos, y el batido hacia abajo comienza con una flexión inicial de las rodillas y termina luego con una enérgica extensión de las piernas.

4. Descripción de las fases:

Batido ascendente

  • 1. Las piernas se hallan al punto más bajo de su batido, con los talones a una profundidad de casi sesenta centímetros. Las caderas se hallan justo hendiendo la superficie del agua.

  • 2. Las piernas son llevadas hacia arriba sin doblar las rodillas. Este movimiento es deseable y se hace evidente en todos los buenos batidores. No se produce ninguna propulsión hacia adelante en esta fase del movimiento.

  • 3. Las piernas continúan subiendo extendidas. Esta ascensión de piernas produce un descenso de las caderas.

  • 4. Aquí empiezan a descender los muslos, mientras los pies continúan hacia arriba. Este movimiento combinado es posible en razón de la flexión de las rodillas.

  • 5. Se acelera la velocidad del movimiento haca abajo de los muslos, pero el incremento del doblamiento de las rodillas eleva los pies aún más cerca de la superficie. Las caderas se hallan al punto de sumersión más abajo.

  • 6. Mientras las rodillas alcanzan un máximo de flexión de 90 grados, los pies, ahora en el punto superior del batido, empiezan la flexión plantar en preparación del inicio de la percusión hacia abajo.

Batido descendente:

  • 7. La fase propulsiva del batido de cola de pez empieza a medida que los pies son impulsados hacia abajo con perceptible hiperextensión, o flexión plantar de los tobillos. En este punto del batido, se hace evidente por qué motivo una buena flexibilidad de tobillos es un rasgo deseable.

  • 8. El impulso de los pies hacia abajo continúa sin cambio aparente en la posición de los muslos. La acción hacia abajo de los pies tiene su reacción en la elevación de las caderas, que se mueven en dirección a la superficie.

  • 9. A medida que las rodillas se extienden, los pies continúan descendiendo y los muslos empiezan a ascender.

  • 10. La percusión hacia abajo de los pies se ha completado cuando las piernas alcanzan la máxima extensión de las rodillas. Los muslos ya han iniciado su ascensión y algo de esta impulsión hacia arriba se transferirá ahora a las partes inferiores de las piernas. El ciclo queda completado.

5. Coordinación pies-brazos:

Ya se ha mencionado que se dan dos golpes o patadas por cada brazada. El primer batido hacia abajo con los pies se produce mientras las manos entran en el agua, y el segundo batido hacia abajo se efectúa cuando los brazos están a punto de salir del agua.

6. Recomendaciones para su aprendizaje:

  • Recuerda que el movimiento de piernas parte de la cadera en un enérgico "latigazo".
  • Practica ejercicios de flexibilidad de brazos y tobillos.

8. Bibliografía:

  • La natación, ciencia y técnica para la preparación de campeones; Jame E. Counsilman; Hispano Europea; 1990.
  • Natación; D.L. Costill, E.W. Maglischo, A.B. Richardson; Hispano Europea; 1994.
  • Hacia el dominio de la Natación; Fernando Navarro; Gymnos; 1990.
  • Nadar más rápido; E. W. Maglischo; Hispano Europea, 1986.
  • Curso de entrenador auxiliar de natación; F. Navarro, R. Arellano, M. Gómez; Escuela Nacional de Entrenadores; 1996.
  • 1000 Ejercicios y juegos de Natación y actividades acuáticas; W. Bucher; Hispano Europea; 1995.
  • Natación; F. Navarro, R. Arellano, C. Carnero, M. Gosálvez; Comité Olímpico Español; 1990.
  • Biomecánica de la natación; Klaus Reischle; Gymnos, 1993.