veryhot_post_locked Autor

Travesía Formentera 7 km. 2011

(Leído 56704 veces)

Rome

  • Usuario Sr.
  • ****
  • Sexo:
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 75: Lunes, 13/06/11, 18:21
BUENO. Después de encerrarme toda la noche para intentar resumir mi maravillosa experiencia, Aquí está mi cronicaza, paciencia:

Bueno, pues sentaos, coger algo de beber (para no deshidrataros) y a leer.

Mi mujer y yo llegamos el Jueves a las 9:00 de la mañana a Ibiza, y allí estaba mi brother de servicio logístico para llevarnos al barco de Formentera. Desde el momento que siento la humedad de la isla mi corazón sube de ritmo, pero los primeros días son de “mini luna de miel” con mi mujer (sin niños) e intento no pensar demasiado en la prueba (imposible).
El mismo Jueves quiero entrenar en la zona de la salida y una tromba de agua me hace retrasar el entreno a la tarde. Sobre las 6 deja de llover, me enfundo el neopreno y voy a entrenar bajo la atenta mirada de Montse (mi mujer). La previsión de entreno era de una hora, pero al poco de echarme al agua ya empiezo a notar la presencia de alguna que otra medusa, no le doy más importancia y voy a lo mío, la verdad es que no estaban en la parte de arriba del agua, pero imponían. A los 20 minutos de entreno me pasa una mucho más cerca y mi inexperiencia hace que la de una patada con lo que me “pica” en el tobillo derecho y pienso en  dejar el entreno ya que no me sentía a gusto en el agua (con el alivio para Montse a la que no le hacía gracia que entrenase solo en el mar). Quizá este fue el único momento malo de "mi aventura", con el tobillo aún en el agua para curar la picadura no sabía como encajar esta desilusión (me habían dicho que aún no se las había visto por Formentera).
Tras este batacazo moral pienso que lo mejor es no alarmar a mis compañeros que aún no habían llegado y paso por alto esta información en mis conversaciones con ellos (no mentí, solo evité la cuestión, eh?).
El Viernes ya se me había olvidado el incidente y disfruté de un día maravilloso recorriendo la isla con Montse en un coche de alquiler, aunque estaba deseando ir a Cala Saona para comprobar que allí no había medusas. Cuando llegué ví gente en el agua (el año pasado no se atrevía nadie) y eso me animó bastante. No ví ni una sola medusa y, aunque la anterior información no la transmití, está sí quería hacerlo (y lo hice con una fotografía y un comentario), Buff, que alivio.
El Sábado a las 10 de la mañana era la reunión informativa, cual fue mi sorpresa que al llegar sólo estábamos otro compañero y yo, como con él estaban terminando,  pasaron a explicarme a mí el recorrido(que ya conocía desde la Zodiac el año pasado), la señalización de las boyas y recogí los dorsales de los 5 (Amparo, Isabel, Javi, Manolo y yo). En todo momento Beatriz estuvo encantadora y respondió a todas mis cuestiones con su habitual simpatía y tras 30 min. hablando de diversas cuestiones de la travesía y de la isla (yo no quería hablar tanto, pero me obligaron, ) me doy cuenta que Amparo está al llegar y que debo ir a por ella como buen anfitrión, ya que viene a MI isla (qué pronto me encariño).
Recogemos a Amparo (AMPARIWES) y la acompañamos al Hostal, deja la maleta y nos vamos a hacer turismo, fotos y comida en el Mirador con vistas espectaculares de la isla. Al salir del Hostal nos encontramos con una chica (mujer de ALER) que nos pregunta si vamos a nadar la prueba(nos oiría hablar), por detrás, peleándose con una moto, viene el que luego identificaríamos como ALER, comentamos el recorrido y le indicamos donde era la reunión, solo con este contacto nos damos cuenta de que son buena gente.
Me preocupa mucho el hombro de Amparo y me pRometo acompañarla lo que pudiese nadar ella de la travesía(me lo pone muy mal, la molesta mucho). Hablamos, hablamos, hablamos y seguimos recorriendo la isla. Vamos a ver la espectacular puesta de sol y, a pesar de que no hace muy buen tiempo, no soy capaz de aguantar las ganas de meterme en el agua y nadar un ratito(tenía muy mal sabor de boca del Jueves y no quería empezar la travesía así), no veo ni una medusa y sigo animándome.
Enseguida llega la noche (qué rápido pasa el tiempo en tan buena compañía) y quedamos con Manolo, Rosa, Nicolás y Pilar (una valiente conocida de Amparo) para cenar Pizzas en el Hostal. Ya se van notando los nervios (sobre todo Manolo, NO SUFRAS TANTO que esto es para disfrutar) y hablamos mucho de la prueba y de natación en general. Tanto hablamos que se alarga la cena hasta las 12 de la noche (muy tarde para madrugar el día siguiente), nos retiramos y quedamos para el Domigo. Amparo y yo recogemos un gran Picnic en el Hostal para zampárnoslo a las 7:30 de la mañana (habrían el comedor a las 8 y nos parecía muy tarde para desayunar. Esa noche descansamos lo justo, como siempre antes de una prueba, y llega EL DÍA.

La imagen de Roberto y yo en el Mar Menor se vuelve a repetir (con mejor Picnic, ) y allí estamos Amparo y yo al lado de las escaleras engullendo ese gran Picnic y soltando nervios. Aquí se produce uno de los momentos que me queda en la memoria, Amparo recibe un mensaje de un amigo que dice …vamos Amparo saca esa SIRENA que llevas dentro, suerte, tiene amigos pendiente de ella a esa hora no la voy a fallar, esta termina aunque la tenga que llevar a hombros.
Vamos a la escuela de vela y allí nos vamos encontrando con los demás y con todos los valientes (31 aunque éramos 48 apuntados) que la vamos a nadar, veo mucho nivel pero me da igual, yo la acabo seguro!. Nos vuelven a explicar el recorrido y nos vamos andando,  nadando y hablando hasta el inicio de la prueba, los nervios de última hora se pasan en cuanto me pongo a nadar hasta la salida. Encima de una piedra y al lado del barco de la organización esperamos la salida y me permito organizar a los que allí estamos (A ver, los máquinas que se pongan delante, que con tanto mar y tan pocos nadadores no quiero que me pase nadie por encima, ). Cuando me doy cuenta de que mi hermano está en otra guerra y le veo en 1ª fila con cara de “galgo” y mirando el cronómetro para ponerle en marcha, adios brother, que se de bien, lo comento con mis compis y PIIIIIIIII SALIDA:

Mi primer contacto con el agua es maravilloso y empiezo a disfrutar con la compañía justo al lado de Amparo y detrás de mí Manolo al que veo que le cuesta algo seguir el ritmo, pero sé que el empieza así y luego “me da caña” así que no me preocupa. Me llama la atención la depuradísima técnica de Amparo (es verdad, parece una SIRENA) y continuo muy cómodo y viendo en el agua ya alguna que otra medusa, pero no muchas. Van pasando los metros y me pongo a la altura de Manolo para que vaya ganando confianza y pendiente del hombro de Amparo (parece que va bien) cuando. MUCHAS MEDUSAS!, vemos una gran cantidad de ellas y Manolo y yo nos paramos agobiados mientras que Amparo, tras dar la voz de alarma, sigue nadando en línea recta hacia las boyas. Mientras nos quedamos solos intentando esquivarlas veo a una chica muy joven parada y al preguntarla si estaba bien me confirma que la habían picado muchas medusas y me dio la sensación de que se retiraba(se retiraron 3 personas por las medusas). Fue el peor momento, ya que solo llevábamos unos 2 Km y quedaba mucho por "sufrir". Haciendo "eses" continuamente, pero sin separarnos lo más mínimo seguimos Manolo y yo hasta los 3 Km (avituallamiento), donde, tras comprobar que no tienen bocatas ni cerveza (se lo pedí de verdad, luego en la comida el chaval se acordaba de mí, ), nos tomamos un gel, agua y comentamos el mal rollo de las medusas, pero confirmamos que vamos a terminar, con la ilusión de que las medusas vayan desapareciendo.
Seguimos en perfecta armonía y cada uno esquivando a los bichos como podíamos, aquí es donde empiezo a disfrutar de los fondos y de la perfecta visibilidad del agua (ya me voy haciendo a ellas, ). En breve llegamos a los 5 Km y poco a poco vamos aumentando el ritmo, ya no nos preocupan tanto, y es cuando recibo mi picotazo en la muñeca (la veo enganchada al reloj y me la quito sacudiendo el brazo) duele pero no mucho, ya solo tengo en mente la meta y a lo mejor estos bichos nos han hecho no preocuparnos mucho de las distancias, .

El último 1,5 Km es a un muy buen ritmo todavía con algún regate a los bichos y siempre con la vista más por debajo del agua para verlas que por encima para coger referencias (así nos pasaba que dimos mas vueltas), la barca que nos acompaña en cada boya de Km. nos va motivando y nos “empuja a hacer un sprint los últimos 500 m. donde de nuevo me doy cuenta que estoy rodeado de llorones,, cuando quiero apretar ya tengo a Manolo(Batana) sacándome 2 cuerpos y por mas que apreto no logro cogerle ("tu eres más rápido que yo" decía) pero me da igual, voy eufórico por la finalización y con muchas fuerzas, así que disfruto de los últimos metros.

Cuando suena la bocina miro a Manolo y me fundo en un abrazo con él (todavía a 200 m. de la playa) y enseguida busco en la playa a Amparo (confiaba que estuviese ahí), voy nadando y mirando la playa cuando la veo esperándonos junto a Javi y Montse, voy abrazándolos uno a uno y es el mejor momento, buff qué subidón.

Mientras vamos hablando con unos y con otros, conozco a Danigeri y a su mujer (encantadores, no sé si es que la natación solo la llevan en la sangre la buena gente o es que he tenido mucha suerte), comentamos el sufrimiento de las medusas, limpio el neopreno mío en el agua y el de la mujer de Danigeri (qué pronto cogió confianza, me le podía haber llevado, ). Y cuando, después de hablar, hablar, hablar con todo el mundo me doy cuenta de que viene la última participante y es Pilar la conocida de Amparo de Valencia, tienen que ir a por ella porque no puede salir del agua por una hipotermia (nadó la prueba con bañador de licra de manga larga, que como dijo el médico son isotermos (te mantienen siempre frío), entre todos y de nuevo con un gran comportamiento de la organización la hacemos entrar en calor (y nos cuesta lo suyo), tras este susto se hace la entrega de trofeos y A POR EL TERCER TIEMPOOO

Nos llevan a la piscina cubierta para que los que queramos nos metamos una ducha antes de comer (otro 10 para la organización) y nos duchamos Aler-Muthorpe (mi brother) y yo sin parar de comentar la prueba y enseñando las “heridas de guerra” de la travesía y de la bicicleta (si es que hacemos a todo).
En el restaurante nos preparan una maravillosa paella y nos bebemos alguna que otra cervecita (por no deshidratarnos, ¿eh Aler?) esto fue lo mejor del día y en tan buena compañía el tiempo pasó demasiado rápido así que se van retirando todos menos nosotros. Al final no nos queda más remedio que irnos también, besos, abrazos y Manolo nos acerca al Hostal. Final de la jornada.

Yo también tengo dedicatoria, lo 1º a mi mujer, que aunque sea lo típico, no deja de ser cierto por acompañarme en todo momento y “soportar” mis excesivas aficiones lo 2º a mi hermano por haberme insistido en acompañarle en esta preciosa travesía y lo 3º (también típico) a mi "Mister" por meterme este gusanillo en el cuerpo que me está dando tantas satisfacciones. GRACIAS A TODOS.

Como digo siempre OTRA GRAN EXPERIENCIA GRACIAS A ESTE MARAVILLOSO DEPORTE.

Rome

  • Usuario Sr.
  • ****
  • Sexo:
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 76: Lunes, 13/06/11, 18:22
Toma ladrillazo.

DanIgeri

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 77: Jueves, 16/06/11, 01:05
Hola chicos, llevo unos días de perros, con poquísimo tiempo. Mañana o pasado pRometo dedicaros unos minutos, que por otra parte ya me apetece, .
Un abrazo a todos.

pol

  • visitante
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 78: Jueves, 16/06/11, 13:15
Pedazo tocho.

Golfiño

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Sexo:
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 79: Viernes, 17/06/11, 20:00
Hacia tiempo que no paseaba por aquí y me encontré tu crónica, Rome.

Un fuerte abrazo.

DanIgeri

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Travesía Formentera 7 km. 2011
Respuesta 80: Miércoles, 20/07/11, 17:16
Vaya, que se me ha pasado tooodo este tema (incluido el ladrillazo de Rome. Aunque casi un m es después, no puedo dejar de contestar.

Muchas gracias Muthorpe, por lo del neopreno. Por si acaso te digo: es un Orca Apex-2, lo "perdí" en la carretera de tierra de Les Illetes; como característica, era prácticamente nuevo, pero tenía un uñazo a la altura de la rodilla (izquierda, creo recordar).
Lo pasamos genial Iratxe y yo, y nos reímos mucho, en el ratillo del café, claro, que el resto nos lo pasamos en el hospital, .
Cuando llegamos a casa hicimos el resumen del viaje: "Un ingreso en Urgencias y una denuncia a la Guardia Civil, por lo demás bien. "
Encantados de haberos puesto cara y ojos y con ganas de repetir ahora en Zarautz.
Un abrazo.