normal_post Autor

Agobio y ansiedad

(Leído 6867 veces)

kilometraje

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
: Lunes, 12/09/11, 11:04
Llevo nadando regularmente 2-3 veces por semana desde hace 5 años con interrupciones en periodos de vacaciones. Este año no he conseguido volver a nadar. Lo deje en julio nadando unos 2500 m de media a un ritmo moderado, con respiracion bilateral y cambiando de ritmo con facilidad.
He intentado volver a nadar pero al meterme en el agua siento una sensacion de agobio que me atenaza hasta el punto de tener que dejarlo sin apenas haber empezado. Incluso estar dentro del agua sin nadar o hacer braza muy pausadamente, "se me apodera".
Siento opresion en el pecho y la presion de las gafas y gorro se me hacen insoportables.
He tenido algun episodio de ansiedad por la noche aunque no han sido coincidiendo con los dias de piscina.
Ahora me da miedo volver a intentarlo porque paso un mal trago, pero mientras he estado nadando, los beneficios que me ha reportado tanto fisicos como psicologicos han sido enormes y no quisiera dejarlo.
No se si intentar un tratamiento medico o psicologico. O simplemente dejar pasar tiempo y tranquilizarme yo.
¿Hay algun ejercicio o rutina que me pueda ayudar a recuperar la dinamica de nadar? Los baños en el mar o piscinas este verano tampoco me han resultado demasiado comodos.

waterworld

  • Usuario Jr
  • **
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
Respuesta 1: Lunes, 12/09/11, 12:20
Hola Kilometraje,

No se que pensarán el resto de foreros pero, a veces, retomar el hábito de nadar puede resultar difícil. Por lo que explicas, creo entender que tu problema no es de fobia al agua sino de incomodidad con el medio.

A mi me pasó algo parecido cuándo empecé con la práctica de buceo, al principio me encantaba pero tras un periodo sin practicar, traté de hacer una inmersión y casi me da un ataque de pánico, analicé tanto como pude el porqué de la situación y me di cuenta de que estaba pasando por un período de estrés personal que afectaba todo aquello que intentaba hacer para relajarme. Lo superé sin bajar al país de la "sirenita en una temporada", cambie el buceo por el snorkel y poco a poco me fui reconciliando con las profundidades.

Desconozco por completo cuál puede ser tu situación actual, pero por lo que comentas, no me parece que sea un problema con el medio acuático, si no tuviste ninguna mala experiencia antes de dejarlo, se me hace raro que ahora sea el agua, la causa pura de tu agobio.

Buscar ayuda para aprender a controlar la ansiedad me parece una muy buena opción. Mientras tanto, como remedio casero, si me lo permites, te recomendaría que no te presiones mucho con el tema, no trates de forzar la vuelta al agua, tal vez solo necesitas unas vacaciones un poquito más largas.

Por otro lado, cuándo vuelvas a la piscina, no te exijas más de lo necesario. Trata de ver el lado positivo en cada baño, si a finales de verano nadabas 2.500 m sin problemas y ahora solo nadas 100m no te preocupes, valora que has sido capaz de aguantar la presión y superar los nervios a lo largo de 4 piscinas y piensa que seguro "mañana irá mejor".

Cómo dice mi "entrenador", quien tuvo retuvo, así que no te agobies pensando en lo que podías hacer ayer sino más bien piensa en lo que serás capaz de hacer mañana.

Mucho ánimo.

Slds y feliz lunes.
W.

kilometraje

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
Respuesta 2: Lunes, 12/09/11, 15:24
Muchísimas gracias.
Creo que respuestas de este tipo ayudan una barbaridad sobre todo a "normalizar el problema". Efectivamente estoy atravesando un periodo de stress personal por diversos motivos y el agua no es uno de ellos. Antes me ayudaba a relajarme, a pensar y a sentirme mejor. Quizás uno de los aspectos negativos por mi parte sea la frustración de quererme volver a sentir mejor con la natación y obtener el resultado opuesto.
Gracias nuevamente por compartir tu experiencia.

replicante

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
Respuesta 3: Lunes, 12/09/11, 17:18
Creo que Waterworld lo ha explicado muy bien. A mi, sin ser ningún especialista en el tema, también me dá la impresión, de que has trasladado el stress que por alguna razón vives en tu vida cotidiana, a la práctica de la natación. Creo que en la mayoría de las ocasiones, ante cualquier problema, el "evadirse" haciendo deporte funciona, pero otras veces no. Seguro que con tiempo, acabas resolviendo el problema. ¡Mucha suerte!.

Salu2.

Golfiño

  • Usuario Héroe
  • *****
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
Respuesta 4: Domingo, 25/09/11, 14:07
kilometraje

Te contaré, algo que me paso hace unos 10 años, tuve una fuerte depresión, por cuestiones de trabajo y estuve de baja medica, así como 8/9 meses. El primer mes, no era capaz ni de bajar a la calle, pero gracias a la medicación que me dio el medico y las sesiones con el psicólogo, poco a poco, fui venciendo barreras y cuando me toco ir a nadar, seria al tercer mes, llegaba a la piscina, me ponía en bañador, llegaba al borde del agua, me daba la vuelta y me volvía a vestir. El psicólogo, me decía que no me obligase, pero si que lo intentase.

Si estas muy stresado, te aconsejaría que fueses a un psicólogo y el puede ayudarte. Ya veras como todo, es mucho mas fácil.

Un fuerte abrazo.

sol

  • Novato
  • *
  • Sexo:
Agobio y ansiedad
Respuesta 5: Lunes, 26/09/11, 14:23
Cada depresión es distinta tanto en sus causas como en su sintomatología, aunque algunos psicólogos aconsejan hacer ejercicio durante la misma para mejorar la química del cerebro, a veces es imposible (me refiero a depresiones graves).

La depresión es una forma que tiene el cuerpo de avisarnos del sufrimiento, hay que pasar ese duelo (descansar) para poder recuperarse y volver a empezar.

El tratamiento médico (fármacos, TEC) ayudan pero no soluciona del todo, es uno mismo en el tiempo quien tiene que descubrir cómo reponerse o ver aquello en lo que puede cambiar.

La depresión puede ser una fuente de descubrimiento y crecimiento personal.

Tener un profesional con el que conectar, para seguir un  tratamiento.

Cuando la persona se repone de la depresión, va solucionando los problemas y ya está en mejores condiciones de hacer planes y empezar a entrenar (piscina), cuando no se siente preparado, lo que hace es disminuir todavía más la autoestima agravando la depresión. En ocasiones la depresión-ansiedad van asociadas.

Soy partidaria de la prevención, hay factores protectores para ir incorporando en nuestra vida para prevenir este trastorno (hábitos saludables, dormir para descansar, ejercicio físico moderado, ampliar relaciones sociales,aumentar la formación personal, y tener actividades de ocio variadas para desconectar del trabajo, e incluso tener un trabajo que nos guste, o ayudar a otras personas que nos necesiten es muy reforzante).