Juegos Olímpicos Beijing 2008: Crónica de natación


Autor: A. Hernández

1. Crónica de natación en los Juegos:

Centro Acuático Nacional de Pekín

Las pruebas acuáticas de natación, saltos y natación sincronizada se desarrollaron en el Centro Acuático Nacional de Pekín, que cuenta con una capacidad para 17.000 espectadores y está ubicado en el Parque Olímpico, a poca distancia del gran Estadio Nacional. Se le conoce también como el "Cubo de agua" porque se asemeja a un gigantesco cubo de hielo. La vanguardista arquitectura de su diseño destaca por tener la mayor estructura de ETFE recubierta del mundo, con más de 100.000 m² de este material. El ETFE es un polímero termoplástico transparente de extraordinaria durabilidad y elevada resistencia a los rayos ultravioleta, lo que le permite, a diferencia de otros plásticos, no amarillear por su exposición a los rayos solares. Para levantar este complejo deportivo acuático se necesitaron 4 años y 75 millones de euros.

Estadio olímpico China 2008, ceremonia de clausuraAl fondo el estadio olímpico, conocido como "Nido de pájaro", celebrando la ceremonia de clausura.
En primer plano el Centro Acuático Nacional, también llamado "Cubo de agua".

Una de las nuevas modalidades añadidas en estos Juegos Olímpicos fue la incorporación por primera vez de las pruebas de natación en aguas abiertas que se realizaron en el Parque Olímpico de Remo-Piragüismo de Shunyi.

El waterpolo se disputó en la Piscina de Yingdong, instalación construida en 1991 y remodelada para los Juegos de Pekín.

La natación fue uno de los deportes con mayor número de eventos en Pekín, con un total de 34, 17 masculinos y 17 femeninos.

El número de nadadores participantes fue de 1.026 ( 571 hombres y 455 mujeres) de 162 naciones que participaron en el conjunto de pruebas acuáticas.

En estos Juegos la natación destacó sobre otros deportes en cuanto a número de espectadores mundiales, ofreciendo algunos de los momentos más importantes de la historia de la natación. Se batieron un total de 19 récords mundiales y 65 marcas olímpicas durante los Juegos.

El nadador estadounidense Michael Phelps obtuvo un total de ocho medallas de oro en las ocho pruebas en las que participó, con lo cual se convirtió en el atleta con más medallas doradas ganadas en un sólo evento olímpico, batiendo el récord de siete medallas alcanzadas por Mark Spitz. Adicionalmente, Phelps se convirtió en el atleta con más medallas de oro ganadas en la historia de los Juegos Olímpicos, con un total de 14 medallas.

Mención especial merece el brasileño César Cielo Filho, que fue el nadador más rápido en estos Juegos, y el primer oro de Brasil en la natación olímpica, alcanzando la medalla dorada en la prueba estrella de los 50 m. libres con un tiempo de 21.30 segundos. En categoría femenina, la nadadora alemana Brita Steffen se convirtió en la más rápida de los 50 m. libre con un tiempo de 24.06, seguida a una sola décima de segundo por la americana Dara Torres con 24.07.

El medallero general de natación quedó encabezado por los Estados Unidos, que obtuvo un total de 31 medallas (12 oros, 9 platas y 10 bronces) seguido de Australia con 20 (6 oros, 6 platas y 8 bronces), Reino Unido con 6 y Japón con 5. El país anfitrión se quedó en el séptimo puesto con un total de 6 medallas.

Piscina Centro Acuático Nacional de Pekín

Richard Orbibe y María Teresa Perales

Entre todos los nadadores españoles destacó la participación de los paralímpicos María Teresa Perales, que obtuvo el primer oro para España en estos juegos y el récord mundial de los 100 libres, y el nadador donostiarra Richard Orbibe, que consiguió un oro en los 200 m. libre, con récord del mundo incluido (2:55.81), y tres de plata, 50, 100 y 4x50 m. libre en la categoría S4.

Aschwin Wildeober consiguió la séptima posición en la final de los 100 metros espalda. Erika Villaécija no pudo clasificarse para la final de los 800 metros a causa de molestias de salud y tuvo que conformarse con una decepcionante sexta plaza en su serie con un crono de 8:32.27, muy lejos de su récord de España de 8:24.08.

La natación sincronizada española ofreció el espectáculo que no pudieron dar los nadadores de Joan Fortuny. Las nadadoras de Anna Tarrés se hicieron con dos históricos segundos puestos de las dos únicas modalidades olímpicas. Medalla de plata en Dúos, formado por Andrea Fuentes y Gemma Mengual, y Equipos, integrado por Alba María Cabello, Raquel Corral, Andrea Fuentes, Thais Henríquez, Laura López, Gemma Mengual, Gisela Morón, Irina Rodríguez y Paola Tirados.

Las nadadores rusas Anastasia Davydova y Anastasia Ermakova se hicieron con el oro en Dúos y en Equipos. En tercer puesto quedó Japón en Dúos y China en Equipos.

En cuanto al waterpolo, Hungría logró el metal dorado, seguido de los Estados Unidos y Serbia en categoría masculina. En categoría femenina se subieron a lo más alto del podio Países Bajos con el Oro, Estados Unidos con la plata y Australia con el bronce. Los chicos de Rafa Aguilar (selección española de waterpolo) estuvieron brillantes y ofrecieron espectáculo, pero la falta de experiencia impidió que pudieran pasar del quinto puesto.