Mundial de Natación Barcelona 2013: Crónica


Autor: A. Hernández

1. Crónica del Mundial de Natación Barcelona 2013:

Anillo Olímpico de MontjuicAnillo Olímpico de Montjuic

Los XV Mundiales de Natación se celebraron entre el 19 de julio y el 4 de agosto de 2013 en Barcelona.

La competición se desarrolló en instalaciones ya existentes como el Palau Sant Jordi que fue construido con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992. Este pabellón multifuncional se encuentra en la montaña de Montjuic y dentro del denominado "Anillo Olímpico de Montjuic" y en él se realizaron las pruebas de natación y natación sincronizada en una piscina de 50 x 16 x 3 metros, construida provisionalmente para el evento.

Las pruebas de aguas abiertas se nadaron en el Moll de la Fusta, en el Puerto Viejo de Barcelona, en pleno paseo marítimo, lo que permitió que fueran vistas por un número considerable de personas. También se pudo disfrutar, por primera vez en la historia de los Campeonatos del Mundo de Natación, en el Moll de la Fusta y desde una plataforma provisional con 27 metros de altura, de los saltos de gran altura como modalidad de exhibición.

Los saltos de gran altura es una nueva modalidad que practican los saltadores más atrevidos, capaces de lanzarse al agua desde plataformas o escenarios naturales de una altura que varía entre los 23 y los 28 metros para los hombres y de 18 y 23 para las mujeres. Los saltadores tardan unos tres segundos en alcanzar el agua y alcanzan velocidades, en la caída, de unos 100 kilómetros por hora.

piscina Palau Sant JordiPiscina Palau Sant Jordi

El waterpolo se pudo ver en las Piscinas Bernat Picornell ubicadas muy cerca del Palau Sant Jordi en las que se instalaron gradas complementarias para poder alcanzar un aforo cercano a las 5.000 personas.

La Piscina Municipal de Montjuic, también dentro del "Anillo Olímpico", acogió los saltos desde trampolín y plataforma, que como sucedió en los Juegos del 92 y en el Mundial del 2003, ofrecieron algunas de las imágenes más hermosas de los saltadores con la ciudad de Barcelona y la Basílica de la Sagrada Familia de fondo.

El logotipo del campeonato, bautizado como "Bajo el agua", muestra las siglas "BCN 2013" en color azul claro y debajo las mismas invertidas, como si fuera el reflejo en una superficie de agua. La mascota es una gota de agua inspirada en las creaciones de Antonio Gaudí, cuyo nombre es Xop (la voz catalana xop es una onomatopeya del sonido que hace una gota de agua que cae y choca con el suelo). Fue elegida por medio de un concurso público en internet, al que se presentaron más de 200 diseñadores y cuyo ganador fue el menorquín Albert Mir.

En esta convocatoria del Mundial participaron 2.293 nadadores de 181 países, 1.144 en la disciplina de natación, 416 en waterpolo, 308 en natación sincronizada, 231 saltadores, 173 en aguas abiertas y 21 saltadores de gran altura. El país con más inscritos fue los Estados Unidos con 193, mientras que Somalia sólo llevó un nadador. La delegación española aportó 69 nadadores. Por lo tanto y como consecuencia de estas cifras se puede decir que Barcelona 2013 fue el mundial más multitudinario hasta la fecha.

Los participantes en el Campeonato del Mundo de Natación Barcelona 2013 se repartieron un botín de 2,4 millones de euros, cantidad que dobló la de Shanghai 2011. Los ganadores de la medalla de oro de natación se embolsaron 11.700 euros, los de plata obtuvieron 7.800, y los de bronce 3.900. Los premios para la cuarta, quinta y sexta plaza fueron de 3.100, 2.300 y 1.500 euros, respectivamente. En las pruebas de relevos, las cantidades se repartieron equitativamente entre los atletas.

Además hubo una cantidad jugosa para los competidores que consiguieron un nuevo récord del mundo en la piscina del Palau Sant Jordi; un total de 19.500 euros, que se añadían a los 11.700 euros correspondientes por ganar la prueba; cantidades que se quedaron ridículas al saber que nadadores como Ryan Lochte por obtener 4 medallas de oro pudo superar los 131.000 euros.

En cuanto a la asistencia de púbico, el Campeonato recibió un total de 267.000 espectadores, un 33,5% más de lo previsto por la organización. De ellos 225.000 adquirieron entradas, mientras que las 42.000 restantes vieron las competiciones de saltos de gran altura y agua abiertas que se podían contemplar gratis en el Puerto de la Ciudad Condal. Por países de procedencia, el 57% de los visitantes fueron españoles, el 12% franceses, mientras que alemanes e italianos representaron cada uno un porcentaje aproximado del 5%.

Katie Ledecky y Missy FranklinLas estadounidenses Katie Ledecky y Missy Franklin

A la finalización del evento deportivo los medios de comunicación bautizaron el Mundial de Natación de Barcelona 2013 como el "Mundial de las chicas" o también "Mundial de las reinas", ya que las once medallas logradas por España y los seis récords mundiales los consiguieron mujeres.

Entre ellas hubo una gran estrella de la natación, apodada "El misil", la nadadora de Pasadena, California, Missy Franklin, que añadió a sus cuatro medallas de oro olímpico y una de bronce en Londres 2012, seis medallas mundiales, en los 100 y 200 espalda, los 200 libre y los relevos 4x100 y 4x200 libre, y el 4x100 estilos.

Pero la californiana no estuvo sola en el medallero femenino. También destacó la lituana Ruta Meilutyte, con dos récords del mundo en los 50 y los 100 braza y un oro en los 100 braza y una plata en los 50 con solo 16 años. La otra gran bracista del momento, la rusa Yuliya Efimova, obtuvo dos medallas de oro en los 50 y 200, una plata en los 100 de ese estilo y un bronce en el relevo de estilos, además de sumar una mejor marca mundial en los 50.

Otra estadounidense, Katie Ledecky, de Washington, dejó claro que con 16 años era la dueña de las pruebas de fondo, reafirmando sus medallas olímpicas de oro en Londres en los 800 y en los 1.500 libre, además de ganar en los 400 libre y conseguir dos récords del mundo.

El protagonismo masculino, imperante en todos los Mundiales, estuvo acaparado, prácticamente en su totalidad, entre el estadounidense Ryan Lochte, el brasileño César Cielo, el francés Yannick Agnel y el chino Sun Yang.

César Cielo,Yannick Agnel, Ryan Lochte y Sun YangEl brasileño Cesar Cielo, el frances Yannick Angel, el estadounidense Ryan Lochte y el chino Sun Yang

Ryan Lochte, que aunque decepcionó en parte por errores ajenos, en la prueba de los 4 x 100 estilos, ganó los 200 estilos, los 200 espalda, el relevo 4 x 200 y fue plata en el 4 x 100 libre.

Sun Yang fue el nadador que más veces subió a lo más alto del podio del Palau San Jordi. El doble campeón olímpico chino se impuso en los 400, 800 y 1.500 libre y fue tercero en el 4x200 libre. Su cuarteto se hizo con el bronce en este relevo gracias a su espectacular posta y su remontada en los últimos 200 metros.

El brasileño César Cielo también destacó con dos medallas de oro, en los 50 libre y los 50 mariposa. Con el metal dorado en los 50 libre, el de Sao Paulo sumó tres seguidas en esta especialidad en tres campeonatos del mundo consecutivos, además de poseer la mejor marca mundial de los 50 y los 100 libres desde el año 2009.

Mención aparte merece la actuación de los nadadores franceses. Yannick Agnel se hizo con una de las pruebas más importantes y espectaculares, los 200 libre, y con el oro en el relevo 4x100 libre. Camille Lacourt sumó dos títulos mundiales en una misma tarde, la de la clausura, con el 50 espalda y el relevo 4x100 estilos.

Mireia BelmonteMireia Belmonte

La delegación española cerró Barcelona 2013 con 12 medallas: 1 de oro, 6 de plata y 5 bronces, su récord histórico en un mundial de natación, lo que situó a la selección en el décimo puesto del medallero general. En Roma 2009, los nadadores españoles subieron al podio en 11 ocasiones y en Shanghai el equipo lo hizo en 6 ocasiones.

Cuatro de estas 12 medallas se obtuvieron en pruebas de natación, 7 en natación sincronizada y una en waterpolo. Todas ellas en posesión del equipo femenino y ninguna en el masculino. Así pues la brillante actuación de las mujeres españolas se suma a la del conjunto de nadadoras de los diferentes países participantes.

Las grandes protagonistas españolas, que lograron todas las medallas, son Mireia Belmonte, Melanie Costa, Ona Carbonell, Margalida Crespí y el resto de chicas de la sincronizada y el equipo femenino de waterpolo, único oro español.

Belmonte confirmó su gran nivel internacional con tres podios: plata en los 200 mariposa y 400 estilos, y bronce en los 200 estilos que, añadidos a las dos medallas olímpicas de plata en los 200 mariposa y los 800 libre hace poco más de un año en Londres, la sitúan entre las nadadoras más completas del mundo y como la mejor de la historia de la natación española. La única nacida y entrenada en España que ha subido a un podio olímpico y tres veces a uno mundial.

El gran salto de calidad para la selección española vino de la mano de Melani Costa con un segundo puesto en los 400 libre y una final en los 200 libre, además de cuatro récords de España en cada uno de esas distancias.

Equipo natación sincronizada españolEquipo natación sincronizada español con la plata de la rutina técnica

La natación sincronizada española no decepcionó en absoluto al ganar siete medallas, tres de plata y cuatro de bronce, pese a la reciente destitución de Anna Tarrés tras la polémica publicación de las quejas de las nadadoras por los métodos de trabajo de la entrenadora catalana. La adaptación de las nuevas entrenadoras, Esther Jaumà (que ya trabajó con la propia Tarrés en sus inicios hasta que las desavenencias hicieron que Jaumà se fuera a entrenar al CN Granollers), Gemma Mengual, Mayuki Fujiki y Ana Vives, tuvo que ser rápida para poder preparar en condiciones al equipo de cara a una cita tan importante. Y el resultado fue inmejorable: siete medallas de siete pruebas existentes. Éxito rotundo y objetivo conseguido más que de sobra.

En total se batieron 16 récords nacionales (españoles) en la piscina del Palau Sant Jordi a lo largo de ocho días de competición.

En los Mundiales se batieron en total 6 récords del mundo, algunos en pruebas clasificatorias o semifinales y otros en finales. Fueron los siguientes:

  • 50 braza de Yuliya Efimova en 29.78, batido posteriormente por Ruta Meilutyte en 29.48
  • 100 braza de Ruta Meilutyte en 1:04.35
  • 200 braza de Rikke Pedersen en 2:19.11
  • 800 libre de Katie Ledecky en 8:13.86
  • 1.500 libre de Katie Ledecky en 15:36.53